Consejos para conservar y guardar los muebles de exterior en invierno

Consejos para conservar y guardar los muebles de exterior en invierno

Con la llegada del frío, es crucial proteger nuestros muebles del exterior para preservarlos durante el invierno. Esta práctica es vital para asegurar que los muebles permanezcan en perfecto estado hasta el retorno de la temporada cálida. A continuación, ofrecemos consejos útiles para almacenar y organizar los muebles de la terraza durante los meses fríos, considerando que cada tipo de material necesita un cuidado específico.

Cada material requiere un cuidado diferente

Antes de guardarlos o ponerlos a resguardo, el primer paso es lavar los muebles y los complementos. Para los textiles de exterior, sigue las instrucciones del fabricante. A continuación, te explicamos cómo cuidarlos según el material de fabricación. Algunos materiales requieren más cuidado que otros, y es importante tenerlo en cuenta para prolongar su vida útil.

 

Madera

Los muebles de madera son los más exigentes. Son muy delicados ante el frío y la humedad. Además, en primavera deberemos de volver a prepararlos para la llegada del sol.

  • Limpia la superficie con un paño húmedo y jabón neutro para eliminar polvo y suciedad.

  • Una vez seca, aplica barniz adecuado para cada tipo de madera, siguiendo la veta. Si el barniz contiene fungicida, mejor, ya que previene hongos causados por la humedad. Deja secar antes de guardar.

  • Reemplaza tornillos y tuercas oxidadas si es necesario.

 

Fibras naturales

Aunque son un material menos exigente que la madera, las fibras naturales también son muy sensibles al frío y la humedad.

  •  Aspira los muebles para eliminar suciedad y prevenir hongos.

  • Lávalas con agua tibia y jabón neutro, usando un paño escurrido para evitar acumulación de agua entre las fibras.

  • Guárdalas con fundas protectoras si es posible.

 

Hierro

El hierro es un material muy resistente, pero hay que prepararlo para que la humedad no le afecte.

  • Limpia con un cepillo metálico para eliminar óxido.

  • Aplica pintura antióxido en la superficie y, una vez esté seca, esmalte para el hierro.

Aluminio

Los muebles de aluminio son muy resistentes y es uno de los materiales más fáciles de proteger y cuidar. Solo necesitan limpieza con agua y jabón neutro.

 

Plástico

Al igual que el aluminio, los muebles de plástico requieren limpieza básica con agua y jabón neutro. No necesitan más cuidados para protegerlos hasta la llegada del buen tiempo.

 

Fundas especiales para el mobiliario exterior

Si quieres cuidar el mobiliario durante estas épocas frías, utiliza fundas diseñadas para proteger cada parte del mueble, con cierres específicos y elementos de ajuste.

Ten en cuenta que no es lo mismo una lona de plástico que una funda especial para cada pieza de mobiliario. Estas últimas están específicamente diseñadas para cubrir cada parte del mueble de manera adecuada, con cierres y elementos de ajuste especiales.

Almacena los textiles

Después de limpiar y secar los cojines y otros textiles, lo ideal es que los guardes en una bolsa y los almacenes dentro de casa. Si no tienes espacio, un baúl de exterior puede ser una buena opción para guardarlos y prevenir la aparición de manchas de humedad y óxido.

Publicado el 08/01/2024 Home 0 747

Dejanos un comentario o pregunta