Cómo proteger y cuidar los muebles de exterior

Cómo proteger y cuidar los muebles de exterior

Cuidar y proteger los muebles de exterior

Las tardes de verano sentados en nuestra mesa del jardín o tumbados junto a la piscina están llegando a su fin, por eso hay que empezar a planificar como guardaremos nuestros muebles de exterior durante el invierno porque su protección es básica para fomentar la durabilidad. Si sigues los pasos que te proponemos a continuación, tendrás todas las garantías para que el verano que viene vuelvan a estar en el mismo estado y no hayan perdido brillantez ni calidad.

Hidrata los tus muebles de teca, antes de que llegue el frío

Teca

Si en tu jardín predominan los muebles de teca, la llegada del otoño es el momento ideal para aplicar su rutina de mantenimiento, para darles una vida más larga y que mantengan su buen aspecto.

Un primer paso será lavar la superficie con un paño húmedo y jabón neutro, para eliminar la suciedad y el polvo. También se puede lijar suavemente la superficie, sin hacer fuerza, para eliminar imperfecciones.

Una vez esté el mueble bien limpio, habrá que aplicar un tratamiento a base de agua que no deje el brillo, ni cambie el tono de color, ya que la madera lo absorbe para reavivar su color.

Cepilla los muebles de ratán sintético

muebles-ratan

Los muebles de ratán sintético son muy resistentes y necesitan muy poco mantenimiento, pero ante la llegada del frío es un buen momento para cepillarlos, lavarlos con una solución de agua y jabón neutro, y aclararlos con una manguera. Déjalos secar al aire y ya los tendrás listos para la siguiente temporada. Puedes ayudarte de una aspiradora para eliminar la suciedad más profunda.

Protege los muebles de exterior con una funda

Las fundas protectoras para muebles de exterior son un elemento clave para el mantenimiento de estos, especialmente si se trata de muebles de madera de teca y justo antes de protegerlos les hemos hecho un tratamiento a base de agua.

Estas fundas protectoras para mesas, butacas, sillas y tumbonas permiten preservar con las máximas garantías el mobiliario tanto si se mantiene en el exterior o se pliega y almacena en un lugar interior, como un trastero.

Las fundas para muebles de jardín son un gran protector contra la humedad, uno de los elementos meteorológicos más dañinos del invierno para nuestros muebles de exterior.

Si vuestros muebles de jardín son de madera, hierro o fibras naturales es imprescindible que los cubráis, del mismo modo que no debéis olvidaros tampoco de los parasoles y las tumbonas, que también sufren los cambios de temperatura.

Publicado el 01/09/2023 Home 0 999

Dejanos un comentario o pregunta